jueves, 27 de septiembre de 2007

La herramienta del dibujante III (La mirada)

En el aprendizaje del dibujo muchas veces nos perdemos. Damos golpes de ciego sin llegar a ninguna parte.

En la actualidad hay mucha información, muchos libros y tutoriales en la red. Todos sabemos QUÉ hay que aprender. Perspectiva, composición, anatomía...

Nos compramos un libro y en su capítulo 8 nos enseñan a dibujar ojos. Lo leemos atentamente, copiamos las ilustraciones y seguimos todos los pasos uno por uno. Cuando terminamos, practicamos y en pocos días ya sabemos dibujar ojos. Pero... no conseguimos orientarlos bien y no expresan nada aunque estén bien dibujados.

El problema y el error parten de lo más profundo, del concepto. Realmente no tenemos que aprender a dibujar ojos, eso es solo la fisionomía, el exterior, la cascara. Debemos aprender a dibujar la mirada, que no es más que el interior exteriorizado.

No tiene ningún mérito dibujar bien un ojo, cualquiera puede hacerlo. Podemos copiarlo, calcarlo si hace falta. No tiene mérito. Lo que si tiene valor es conseguir que nuestros personajes expresen sus emociones a través de sus ojos, de su mirada.

Aprendemos perspectiva cónica pero después... no sabemos dibujar escenarios. ¿Por qué? Pues porque la perspectiva es la forma, la manera de dibujarlo, realmente necesitamos adquirir visión espacial y con ella la perspectiva tendrá sentido. Los colores no sirven para pintar, es la luz la que tenemos que estudiar, como funciona, como reacciona...

Creo que el dibujo es la herramienta del dibujante.

Es lo que nos permite transmitir emociones y recrear estéticas. Nos permite transformar y crear el mundo que nos rodea o nuestros propios mundos. Debemos preocuparnos por nuestro dibujo pero también comprenderlo.

lunes, 17 de septiembre de 2007

Pintando

Aquí estamos, haciendo escenarios. Este no es que me haya salido muy bien, pero es uno de los últimos que he terminado. Fotografía y pinturilla con Painter.

martes, 11 de septiembre de 2007

Boceto digital

No suelo dibujar directamente en el ordenador, aún me sigue gustando más el tacto del lápiz sobre el papel. Aunque reconozco que hace ya muchos años que no cojo un pincel para nada y todo lo que es color lo hago con la Wacom.

De todas formas, de vez en cuando me gusta practicar un poco y hacer algún dibujillo en la pantalla.


martes, 4 de septiembre de 2007

Frustraciones

Si tuviera que escribir todas mis frustraciones...
Pero sin lugar a dudas, la peor de todas es no ser dibujante de cómics profesional, vaya, poder comer con mis historietas.

Aquí os dejo un bocetillo de una viñeta. Es de la época en la que empecé a pintar con Painter, y para probar las brochas lo hacia todo digitalmente.