viernes, 29 de junio de 2007

Dibujo erótico - Pelirroja

Un pequeño apunte de hace muchos años. Tinta, acuarela y papel de colores.

5 comentarios:

pedro dijo...

está bueno.si no fuera por el titulo yo pensaría en una especie de monstruo enmascarado con manos como patas de elefante.
me hace recordar a miró el juego de manchas de negros y color...pero vamos, hace tanto tiempo que no cojo un pincel que mejor no me eches cuentas...abrazo

belmhern dijo...

hola curro, que tal??
estoy encantado de haber encontrado tu pajina, aunque fuese de casualidad ojeando...
he leido lo de 2`pisos mas abajo, lo del "profesor",entre comillas claro,porque ese no lo era.
Ese solo era un frustado tocapelotas, prepotente, que quizas solo sabia dibujar bien, pero solo eso.
Por el contrario la explicacion que das despues es fantastica, porque tu si te has hecho un artista(porcierto que es de el??).
enhorabuena por tu trabajo y por tu gran sensatez, me ha venido muy bien leerte, y como no, mirarte a traves de tu trabajo. gracias y un saludo desde mi humilde blog, seguire pasandome y te añadire a mis favoritos.

Francisco Antonio Peinado dijo...

Muchas gracias Belmhern por tu comentario. Este profesor estaba ya practicamente jubilado cuando yo lo tuve. Lo cierto es que no se que fue de él, pero sus collejas me hicieron abrir los ojos, a lo mejor un buen profesor nunca hubiese despertado mi orgullo y me hubiese obligado a buscar la automotivación. Nunca se sabe, pero no me quejo, desde la lejania del tiempo, veo que este personaje estaba equivocado, pero prefiero haber tenido la experiencia.

Pedro hijo, entiendo perfectamente lo que dices. Este dibujo es un desvarie total. Lo hice con un trozo de cartulina que me sobro de uno de estos trabajos estupidos que haciamos en la facultad. Me pareció ver las formas de unos brazos e improvisé este engendro. Era una epoca muy confusa. Todo el dia buscando el arte, y al final siempre se terminaba en la cafeteria o en los billares.

Eva dijo...

Ainsss, si es que...
Que tiempos aquellos en los que uno se pasaba el día en la cafetería. Jajajaja.

Tobio dijo...

:-) cualquier libreta que manches sera digna de admiración, Egon Shele (no se si se escribe asi) es una influencia preciosa...